Dreams

Estoy segura de que sabéis lo que son los ángeles caídos; ángeles que han perdido sus alas por distintas razones, condenados a vagar por la Tierra.
Somos astutos, te atraemos con la mirada y difícilmente puedes escapar de nuestras garras. 
Estamos en constante vigilancia y, además, no se nos permite entablar ningún tipo de relación con los ángeles que aún viven en el cielo. 
Pero, claro, los ángeles no lo ven todo...


Alcohol. Sexo. Drogas.
En esas tres palabras se pueden resumir mis noches. Y la de hoy no iba a ser diferente.
El ambiente está impregnado de distintos olores; tabaco, sudor... más alcohol. De fondo, Give me everything tonight envuelve el local con su sonido. La mezcla llega a marearme, pero me incita a seguir de pie, en plena pista de baile.
La puerta emite un chirrido sordo cuando se abre, pero seguramente soy la única que se ha podido dar cuenta de ello. Estoy de espaldas al chico que ha entrado, pero sus pisadas son fuertes mientras se acerca a mí.
Me escabullo entre la gente, jugando. Entonces giro y nuestras miradas se encuentran. Una sonrisa carente de felicidad se extiende en mi rostro; la suya es más bien... erótica, sexy.
De mis labios se escapa un amago de risa; las odia, y es eso, precisamente, lo que le da más morbo al asunto. Oigo cómo chasquea la lengua, inconforme con mi burla.
En un segundo, me encuentro entre él y la pared. Es bastante más alto que yo, por lo que tengo que alzar la cabeza para mirarle directamente a los ojos.
Se inclina y me besa, devorando mi boca, buscando cualquier recoveco que no haya probado. Salto, enroscando mis piernas alrededor de su cintura. Él mantiene el equilibro mientras mi boca alcanza su cuello, mordiéndolo con ansia.
Cuando abro los ojos ya estamos en mi casa; caemos encima de mi cama poco después. Cuerpo contra cuerpo, nuestros labios se unen en un beso que ninguno quiere terminar.

Justo antes de abrir los ojos, escucho el batir de unas alas. 
Me incorporo sobre mis codos encima de la cama.
Miro a mi alrededor, buscando la procedencia de ese sonido celestial. Nada, estoy sola; y todo parece estar en su sitio... Bueno, casi todo. Falta él.
Entrecierro los ojos; ¿todo ha sido un sueño?

6 comentarios:

  1. :O Quiero un angeliito xDD Caido o no
    Aunque soy demasiado enana para algunas cosas xD

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta! ¿has escrito más relatos? La verdad es que me gustaría leerlos, escribes muy bien!!

    Muchas gracias por escribirlo para el concurso ^^

    Un besazo y suerte!! :)

    ResponderEliminar
  3. @Abrahel ¡Me alegro de que te guste! =).
    Y sí, he escrito algunas cosas más, haha. En la pestaña de relatos puedes verlos ^-^`
    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Vivan los ángeles!
    Ese parece ser que es tu lema xD
    Me ha gustado mucho el relato, en cuanto termine con Encuentro, teng que empezar de nuevo con pequeños relatos xD
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, eso sí que es ir directo al grano!! :)
    Pero eso hace desear más a un ángel así!!

    ResponderEliminar
  6. UAHHHH,YO TAMBIEN QUIERO UN ANGEL,O UN ANGEL CAIDO,ME DA IGUAL,AUNQUE LOS CAIDOS SONUN POCO FRESCOS,PERO SON MUY SEXIS,ME ENCANTA,UN BESOOO:)

    ResponderEliminar