"Cincuenta Sombras de Grey" ~ E.L. James.



Título: Cincuenta Sombras de Grey.
Título original: Fifty Shades of Grey.
AutoraE.J. James.
Género: Erótico. Romance.
Serie: Cincuenta Sombras #1.
Detrás de la portada: -
Primera publicación: 2012.
Editorial: Grijalbo.
Páginas: 544.
Precio: 17'90€.

La romántica, sensual, erótica y totalmente adictiva historia de la apasionada relación entre una estudiante universitaria y un joven multimillonario.
Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos....



CINCUENTA SOMBRAS DE GREY empieza... hm, con una caída en un despacho. Anastasia Steele tiene que entrevistar al multimillonario Christian Grey. ¡Y madre mía...! Katherine, su compañera de piso y la que tendría que estar ahí, debió avisarle de que era tan... tan... ¡joven y guapo! Ana piensa que la entrevista no podría haber ido peor, pero las apariencias saben cómo jugar con nosotros... saben engañarnos.


Los que me conocéis sabéis que el género erótico es mi perdición. Que me pones delante un libro así y voy detrás de él como una mosca. Por supuesto, CINCUENTA SOMBRAS DE GREY no me ha decepcionado en absoluto. Me ha encantado de principio a fin. 

Tiene una lectura fresca, muy amena y rápida; en un abrir y cerrar de ojos te has terminado el libro. Ciertamente, no sé si la razón es por cómo fluyen las palabras o por la relación entre Christian y Anastasia, que telita con el tema. Esos dos no tienen descanso... no es que se pasen el día follando con el tema, pero casi. Porque entre que ella le pica, él responde y tal, ¡la gente se cree que esto es Jauja! Pero no.... bueno sí.... ¡más o menos! Porque cuando Ana empieza a pensar... no hay quien la pare; y lo que es un cuento de hadas, pronto puede convertirse en un perverso juego con fusta incluida.

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY es un libro con el que te reirás, te enfadarás e incluso hasta te emocionarás (ha habido escenas en las que raro sería que no me brillaran los ojos). Está narrado en primera persona desde el punto de vista de Anastasia, lo que te da una idea clara de lo que siente en cada momento; lo bueno (ojos brillantes), lo desesperante (ojos en blanco) y lo malo (ojos acuosos).

Los personajes son una pa-sa-da. Me han encantado todos. Empezaré por Kate, la mejor amiga de Ana y compañera de piso. Kate es... un poco superficial, todo hay que decirlo. Conozco a alguien idéntico en la vida real, que le estás contando tus problemas pero como le preguntes por su día... se olvida de lo tuyo y se enfrasca en los suyo. Y aunque hay momentos en los que se pasa, creo que se puede confiar en ella. Pero con una gran pega... piensa mucho en sí misma, es muy impulsiva, y eso puede traer problemas... Anastasia, la protagonista, me ha parecido muy real; con su inocencia, que podría debatirse a partir de cierto momento de la novela, y su tendencia a sacar de quicio a Christian. Pero lo mejor sin duda sus comparaciones al cuarto rojo del dolor placer y su subconsciente arpía discutiendo con la diosa gimnasta (¿no os recuerda mis conversaciones con mi álter ego?) Y además habla en sueños... una auténtica monada *_*

Christian... (cambio de párrafo porque éste se merece uno para él solito) ay, Christian. Ha sido con el que más me he identificado (no penséis mal, que a mí el sado de momento no me va): él tiene un... llamémoslo "problema", y es que no le gusta que la gente le toque, enseguida se pone rígido y de mal humor. Seguramente Lo más seguro es que nuestras razones serán distintas, pero he entendido en todo momento que le disgustara eso... Y más de una vez quise matar a Ana por intentarlo siquiera XD. Además tiene cambios muy... fuertes: tan pronto está enfadado, como está contento. Otra cosa en común... el bipolarismo es lo nuestro =P. Pero a parte de todo eso... todo el personaje en sí está muy logrado, con ese pasado oscuro que no desvela apenas y dejando el misterio para esperemos la segunda parte.

Quizá lo que menos me ha gustado podría ser el final. Me ha parecido cerrado y abierto por ambas partes. En historia es cerrado, pero en la manera que está narrado... se me quedó una cara O.O' en plan: pero ¿ya está? Eh, que esto es un final de capítulo simplemente... Así que eso me ha decepcionado un poquito, ¡pero no es relevante!

Dicho todo esto, CINCUENTA SOMBRAS DE GREY me parece el principio perfecto de una trilogía, de la que espero poder leer la segunda parte nada más salga a la venta el 4 de julio, porque la historia de Christian (más que la de Anastasia) me ha calado hondo y quiero poder conocer todo lo que se oculta tras ese cincuenta sombras...




Me miro en el espejo y frunzo el ceño, frustrada. Qué asco de pelo. No hay manera con él. Y maldita sea Katherine Kavanagh, que se ha puesto enferma y me ha metido en este lío. Tendría que estar estudiando para los exámenes finales, que son la semana que viene, pero aquí estoy, intentando hacer algo con mi pelo. No debo meterme en la cama con el pelo mojado. No debo meterme en la cama con el pelo mojado. Recito varias veces esta mandra mientras intento una vez más controlarlo con el cepillo. Me desespero, pongo los ojos en blanco, después observo a la chica pálida, de pelo castaño y ojos azules exageradamente grandes que me mira, y me rindo. Mi única opción es recogerme este pelo rebelde en una coleta y confiar en estar medio presentable.
Kate es mi compañera de piso, y ha tenido que pillar un resfriado precisamente hoy. Por eso no puede ir a la entrevista que había concertado para la revista de la facultad con un megaempresario del que yo nunca había oído hablar. Así que va a tocarme a mí. Tengo que estudiar para los exámenes finales, tengo que terminar un trabajo y se suponía que a eso iba a dedicarme esta tarde, pero no. Lo que voy a hacer esta tarde es conducir más de doscientos kilómetros hasta el centro de Seattle para reunirme con el enigmático presidente de Grey Enterprises Holdings, Inc. Como empresario excepcional y principal mecenas de nuestra universidad, su tiempo es extraordinariamente valioso -mucho más que el mío-, pero ha concedido una entrevista a Kate. Un bombazo, según ella. Malditas sean sus actividades extraacadémicas.




*Libro en la Zona de Intercambio (en digital)*


9 comentarios:

  1. He leído mil maravillas de este libro pero, no entiendo muy bien porqué, sigue sin llamarme. De todos modos al final seguro que cae xD
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Vaya pedazo de reseña ¡veo chiribitas de tanto leer! No creo que lo acabe leyendo porquela portada es, como lo diría... caca de la vaca y a demás no me gustan las novelas románticas.

    ResponderEliminar
  3. Que me traumo. Que no.

    Besos.

    Natt.

    ResponderEliminar
  4. No me llama mucho. A mí el género erótico como que no me va ^^
    Me alegro de que te haya gustado.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Lo quiero *-*
    Aunque poca gente lo sepa, a mi también me va el género erotico... xD

    ResponderEliminar
  6. Lo quiero *-*
    Aunque poca gente lo sepa, a mi también me va el género erotico... xD

    ResponderEliminar
  7. Ainss a mi también me ha gustado mucho :) Lo cogí con algo de recelo porque no había leído nada de erótica pero la verdad que ha sido una lectura muy buena y adictiva!

    Muy buena reseña!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Este libro ya sabes que me produce sentimientos encontrados. Probablemente lo lea, pero no lo compraré. Estoy recelosa con respecto a él, pero quiero leerlo para juzgar.

    Gran reseña, me alegro de que te gustara ;) MUAS.

    ResponderEliminar
  9. :) Lo acabo de terminar y me muero de ganas por tener los otros en mis manos ¡qué final! en cuanto salgan voy corriendo a por ellos jeje me ha gustado muchísimo, no lo esperaba, la verdad ;) Besos

    ResponderEliminar