"Pétalos de Papel"
Iria G. Parente & Selene M. Pascual



Título: Pétalos de Papel.
Título originalPétalos de Papel.
Género: Fantástico. Romance.
Serie: Pétalos de Papel #1.
Detrás de la portada: Barb Hernández.
Primera publicación: 2012.
Editorial: Autopublicación.
Páginas: 373.
Precio: Digital: 0'00€ (descarga aquí). Edición en papel: 15€.

Alterar el orden siempre es peligroso.
Enamorarse sólo es el principio.

“Aquel libro me arrastró dentro de sus páginas antes de que yo pudiera siquiera imaginar su secreto. La realidad cayó y se deshizo a mi alrededor. Al otro lado me esperaba él. Marcus Abberlain. Ni la distancia de mil mundos pudo evitar que le encontrara”.

"Vino en las alas de la primavera. Llegó de improviso, como las flores y los deseos. Se hizo un hueco en el corazón como sólo saben hacerlo los sueños que sobreviven al invierno. No fue el libro quien trajo a Ilyria Blackwood hasta aquí. Fue el destino".

Amyas, capital de Albion. Dicen que todos los días llega al reino al menos un nuevo visitante…
Todo tiene un orden impuesto en ese país inalcanzable: los nobles dictaminan sus normas escondidos tras sonrisas fingidas y bailes a medianoche. Los extranjeros, personajes alejados de las páginas de sus libros, están condenados a servirles. La sociedad ahoga y esclaviza sin que nadie se rebele contra ella.

Ilustración de Carolina Bensler.
       Es muy difícil hacer una reseña de un libro de este calibre. Más aún si ese libro está escrito por dos personas maravillosas a las que les tengo un gran cariño pero a las que odio por hacer este libro (sólo un poquito, por hacérmelo pasar tan mal...). Pues ése es mi gran dilema con PÉTALOS DE PAPEL. ¿Cómo dos personas han podido escribir algo tan... único? No lo sé, preguntádselo a ellas. Yo ahora sólo puedo pensar en que esta reseña no sea muy subjetiva. Así que, venga, me centro ya y dejo de daros la tabarra con mis desvaríos.


       PÉTALOS DE PAPEL empieza de una forma curiosa. Un preludio lleno de misterio que nos transporta a un callejón oscuro; a su lado, un despertar fatigado y desconcertado. Ilyria Blackwood ha hecho un viaje particular. ¡Y tanto que sí! No es como ir al pueblo a ver a la familia, no: un libro le ha abierto sus páginas a otro mundo; un mundo quizá demasiado victoriano para ella. Al otro lado está él: Marcus Abberlain, pero no os voy a contar cosas que podéis encontrar en la sinopsis...

       Aunque sí que me permitiré hablaros de los personajes. Empezaré por los secundarios, ¡cada espécimen...! Nunca mejor dicho. Aún me sorprendo a mí misma imaginando a algunos de esos seres salidos de cuentos. Me ha gustado mucho ese toque fantástico que le han dado a la historia, aunque, eso sí, éste no es el tema principal de la novela (aunque guarde relación porque sin ella no hubiera pasado nada). Sigamos: los principales. Por supuesto, ¡los habitantes de la casa! Están Yinn, el mayordomo, y Angela, la institutriz de Charlotte (ambos unos extranjeros muy majos *-*). Y luego tenemos a Charlotte (Lottie para Ilyria y su padre ¡nadie más!) y Marcus, dos personajes que me han llegado al corazón y con los que he vivido escenas muy, muy, muy tiernas. (no, no me olvido de la protagonista...).

Ilyria dibujada por Selene.
       Claro que no me olvido. Ilyria Blackwood. Al principio no me gustaba mucho, aunque es verdad que no llevaba ni la mitad del libro cuando ya le había cogido un cariño especial. Pero hubo un momento en el que me quemó con tanto "mirar a Marcus entre las pestañas". Es un recurso que a mí, ciertamente, me parece precioso, pero ¡ASDF! una, dos, tres veces... en muchas páginas. No dos en el mismo capítulo. t_t'

       ¡Y hablando de repeticiones! A parte de la anterior, también hay otra frase que repiten constantemente. He llegado a verla en la misma página dos veces. "Humedecerse los labios". Chiquillos, se os van a quedar secos y agrietados, y dudo que en ese mundo conozcáis el cacao. xD Esto y algunas faltillas de ortografía sin importancia es de los pocos "fallos" que le he visto al libro.

       El otro es más subjetivo. Y es que el principio, el problema ha sido que las frases eran tremendamente largas, rebuscadas; algunas hasta rimaban. Eran líneas perfectas, sí: que a mí me hayan parecido demasiado no significa que no sea capaz de ver su belleza. Y es esto último lo que se refleja en la nota.

       Pero siguiendo con las frases... Tiene algunas (¡muchas!) que se han quedado grabadas a fuego en mi corazón, y es que al final me decidí a no poner un solo post-it, pues toda la novela en sí merece tener uno enoooooooorme en cada una de las páginas. Cada letra, palabra, frase, párrafo... es increíble. ~> Click para leer unas cuantas. ¡Algunas a lo mejor las consideráis spoilers! #YoSóloAviso.
"Olvidarlo será imposible"; "Son deseos"; "Da igual cuántos mundos nos separen"; "Pide un deseo"; "De nuevo su mirada. De nuevo el abismo"; "Llega como la tormenta que suena fuera"; "Tu lugar está conmigo"; "Yo te protegeré".

Marcus dibujado por Selene.
       El ritmo es ágil, quizá demasiado: llega a ser vertiginoso en algunas ocasiones. Tanto es así que a veces tenía que dejar la lectura, aunque estuviera ávida por saber más, del colocón que llevaba encima. (además, esto era acentuado porque me daba miedo seguir leyendo, más que nada porque sabía que lo que podía encontrarme... podía no gustarme: podía romper mi corazoncito en mil pedazos y yo aún necesitar unos segundos de reacción).

       Ya acabando, quería comentaros algo que no entiendo: y es que muchas reseñas que he leído dicen que no había diferencia en el estilo de las dos autoras. Decían que apenas se notaba que estaba escrito por dos. Bueno, aquí está mi opinión: ~> La historia está narrada por Ilyria y Marcus, nuestros protagonistas: se van intercalando los capítulos contándonos sus impresiones. Vale, hasta ahí todo claro, ¿no? Pues volvamos al primer punto de este párrafo: lo más lógico sería contradecirlo. De hecho, hay un GRANDÍSIMO cambio de Ilyria a Marcus y viceversa. Pero es que la obviedad es obvia: son dos personas de distinto sexo, de distintas épocas y con pensamientos y personalidades totalmente diferentes: si hubiese estado narrado todo de la misma forma, ¡aaaah!, no, este libro se hubiese llevado mucha menos nota. Estas autoras han sabido "repartirse" (por decirlo de alguna manera suave) los papeles para hacer notar la diferencia, y, joder -perdón por el taco-, lo han hecho realmente genial.

       En conclusión, me arrepiento mucho muchísimo de haber esperado tanto para leer PÉTALOS DE PAPEL (aunque para lo que me he esperado, bien podría haberlo dejado para unos meses más cuando estuviera la segunda parte, y no estar en vilo hasta quién-sabe-cuándo ¬¬), pero me alegro enormemente de haberlo hecho en papel. En el ordenador (que para cuando me enteré de esta fabulosa novela aún no tenía ebook), me hubiera dejado la vista. =P

       Como consejo que os doy es ¡leedlo! Sí, leed PÉTALOS DE PAPEL porque es de los pocos libros que os van a poder conceder deseos. Pero, hacedme caso, hacedlo en vacaciones: cuando no tengáis ningún compromiso pendiente a vuestro alrededor (¡contando en días!). Aunque es un libro muy ágil de leer, querréis saborearlo.
-deberían escribir libros de 100 páginas, 150, 200... ¡200! 200 es un bonito número-

Click para descargar el primer capítulo


(aunque ya llevan más de 3.000 o 4.000 u otra cifra así desorbitada xD)

Ahora: ¡pedid un deseo!

3 comentarios:

  1. ¡Qué te voy a decir, Lourdes! Que me alegro INMENSAMENTE de que esta novela te haya gustado tanto, que te haya hecho soñar y creer en que los deseos se cumplen. De veras, es todo un honor y más aún con la reseña que has hecho. Muchísimas gracias, preciosa :)

    Y respecto a las descargas, estamos a 100 de llegar a las 5000 ^^

    MUASES

    ResponderEliminar
  2. Cuando acabe el que estoy leyendo voy directita a por el! Que solo leer el principio ya me gusta xD

    ResponderEliminar
  3. ¡Una reseña muy mona!, hehe.

    Precioso título y portada. Suena como si fuera muy "poética" ¿no?. Me gusta ese tipo de historias, donde el escritor deja su alma.

    Los dibujos son muy cucos *_*

    Me ha gustado la reseña. Es peculiar ^^

    Un abrazo.

    ResponderEliminar