La luna come niños



UNA SONRISA ROJA COMO LA SANGRE
Adam Gidwitz · A Tale Dark & Grimm #1
14'90€ | La Galera | 264 páginas
Ficha en GoodReads 

«Porque la mejor manera de matar a un hechicero es cocerlo con serpientes venenosas en un caldero de aceite hirviendo. Obviamente.»

Hansel y Gretel salen un día de su propio cuento y se introducen en otros ocho relatos populares que también fueron convertidos en clásicos por los hermanos Grimm. A lo largo de un periplo lleno de oscuros peligros, conoceremos el origen real de muchas historias de cuento. ¿De dónde vienen las casas comestibles, las migas de pan o las propias brujas? La verdad tras la simbología resulta tan apasionante como los propios cuentos, presentados en versiones mucho más violentas y amenazadoras, tal como eran conocidos antes de ser maquillados por los Grimm.

UNA SONRISA ROMA COMO LA SANGRE es un retelling sobre la historia de Hansel y Gretel, un cuento muy conocido de los hermanos Grimm que Adam Gidwitz no tarda en extender y retorcer hasta entregarnos una novela un poco sangrienta y muy extraña.

En realidad no tengo mucho que decir sobre el tema ya que no he tenido oportunidad de leer los relatos originales de estos señores alemanes (sigo en busca y captura de una edición no alterada, ¿ideas?): sólo he oído la versión que ha llegado a mis oídos: un par de hermanos que echan migas de pan para no perderse y acaban en una casa echa de dulces. Nada que ver con la realidad, claro =P

La historia está contada en tercera persona con algunas intervenciones del autor en primera. Es una narración sin ningún tipo de complicación que acelera notablemente la lectura, pasando páginas y páginas sin que te enteres. (Yo, de hecho, que suelo tardar en leer, con éste no llegué ni a las seis horas).

   Por un instante se paró y consideró seguir el consejo de la lluvia. Pero luego, agitó la cabeza y se dijo: «Estás tonta, Gretel, la lluvia no habla».

No, por supuesto que no habla. La Luna come niños y los dedos abren puertas, y le cortas la cabeza a una persona y se vuelve a poner en su lugar. 
   Pero ¿que la lluvia hable? Bah, no seas ridícula.

Lo único que no me ha gustado de ésta es que el autor, el 70% de las veces que interviene, nos habla de que "si hay niños en la habitación, deben abandonarla". Constantemente. Ese hecho al final me ha llegado a quemar, la verdad.


Aun así, el libro no tiene mucho desperdicio, lo que tampoco quiere decir que sea una obra maestra. Te cuenta más que nada otra versión más del cuento, con el toque personal del relator en cuestión.

Ciertamente, la novela en sí me ha dejado bastante indiferente. Me pasó lo mismo con Si decido quedarme: me ha gustado pero no le veo tanto como otra gente me ha dicho.

En definitiva, si quieres conocer una interpretación más de la historia, no puedes dejar pasar ésta: ¡al menos te hará reír!

5 comentarios:

  1. Buenas! le tengo cierta curiosidad y espero darle una oportunidad algún día aunque no voy con las expectativas muy altas.Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hi!
    Pues lo tengo pendiente, así que a ver si en Septiembre cae porque tiene una pintaza y tampoco espero que sea nada del otro mundo, la verdad. ¡Odio cuando repiten cosas una y otra vez! Como este señor se pase mucho con lo de que no hay que abandonar la casa, puuuf...

    ¡Un beso! ❤

    ResponderEliminar
  3. Me llamaba mucho la atención pero creo que al final no me haré con el :/ Tengo demasiados que quiero, y este ya no me apetece tanto como antes!
    Un besoo <33

    ResponderEliminar
  4. Desde hace tiempo tenia muuuuchas ganas de leerlo, pero me daba perezaca. Ahora veo que tampoco me pierdo tanta cosa xDD

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. PARTICULARMENTE nunca me han parecido interesantes los libros antiguos deformados por nuevos autores, me preocupa xD

    ResponderEliminar