A un mundo de distancia

Porque ella es igualita a su padre, una hija de puta cruel e intrigante.


LA HIJA DEL REY ARAÑA
Chibundu Onuzo · Autoconclusivo
19'50€ | Plataforma Neo | 352 páginas
Ficha en GoodReads 

Abikẹ Johnson, de diecisiete años, es la hija predilecta de su acaudalado padre. Reside en una gran mansión en Lagos, protegida por guardaespaldas, y viaja en un gran jeep negro que la lleva a todas partes. Pero ser la favorita de su padre tiene un precio, y a menudo se siente sola detrás de los altos muros de su hogar. 
A un mundo de distancia de la mansión de Abikẹ, en los suburbios de la ciudad, vive un joven vendedor ambulante que se esfuerza por encontrarle sentido al mundo. Su familia lo perdió todo tras la muerte de su padre y ahora él, en las calles, corre detrás de los automóviles vendiendo helados para mantener a su madre y a su hermana. 
El día en que Abikẹ compra un helado al vendedor ambulante empieza una improbable y frágil historia de amor que desafía los prejuicios de la sociedad nigeriana. La creciente intimidad entre ambos, sin embargo, arrastra consigo revelaciones sobre el pasado que pondrán en jaque la relación, y tanto Abikẹ como el vendedor ambulante deberán decidir de qué bando están en este juego.

LA HIJA DEL REY ARAÑA tiene un primer capítulo, a mi parecer, perfecto. En él nos presentan a una niña que, al ver a su padre atropellar a su perro, le pide volver a hacerlo. Muy random y todo lo que queráis, pero no puedo negar que en ese momento a mí el libro me atrapó.

Esa felicidad interna... duró poco.

A partir de aquí, Abik y elchicosinnombre se van pasando la pelota. Abikẹ es una chica pija e irritante, niña de papá, que le consiente tooodo lo que la niña pide (todo fruto de no pasar suficiente tiempo con ella, claro -porque además tienen hasta un horario de visitas...todo muy oc). Por otro lado, nuestro chicosinnombre/vendedor ambulante [lo llamo así porque en ningún momento de la novela dicen su verdadero nombre (igual está camuflado, eh), sólo apodos y derivados], un chico poco mayor que Abikẹ que tampoco ha llamado mucho mi atención, ni siquiera me ha transmitido nada, lo que en comparación con ella debería haberme hecho sentir algo, al menos. Pues ni eso.

Empezaré diciendo que la historia es un sinsentido. No hay amor (porque eso no se puede considerar romance de lo mal estructurado que está), no hay cultura nigeriana (el libro podría estar ambientado perfectamente en nuestro país: nadie notaría la diferencia), ni tampoco he visto un hilo argumental que me llevara desde el punto A (el principio) al punto B (el final, que es lo más raro del libro, pero ya llegaremos a eso).

Por no hablaros de las incoherencias de la novela. Entre los cambios en los tiempos verbales y las situaciones, mi lío mental era tremendo. No es lógico que me estés contando toda la historia en pasado y de pronto "ya falta solo un día y todo está preparado" o me hables de que "hoy nos habíamos perdido la de química", porque no es hoy, es ese día. Un poco de cabeza, por favor. Igual que decir "en este momento nos disponíamos a...", ese, por Dios. Ese. En cuanto a las situaciones, el gran fallo que le he visto es que se sucedían de una manera muy al azar. Igual al chico le estaban contando lo mala que es Abikẹ y de pronto aparecía una escena de esta muchacha de compras, o montando la fiesta del final pero vuelvo a precipitarme... ahora llegaremos a eso. Todo muy oc.

Como he dicho, las cosas suelen ir muy rápido y los momentos así más importantes se desarrollan con demasiada rapidez y demasiado planos (además, los cortes de los capítulos no tienen ninguna razón: están de tal forma porque sí, lo que hace que dejen de tener sentido ni gracia). Y es cuando llegamos al final cuando todo esto se intensifica a niveles estratosféricos. No quiero echaros spoilers encima por si aún tenéis un mínimo interés por el libro, pero básicamente la fiesta sobra, de todas las maneras posibles. Ésta y todo el plan que hay de por medio, que es una forma muy tonta de darle un final a la historia.

En definitiva, en LA HIJA DEL REY ARAÑA veo una novela con mucho potencial pero terriblemente mal desarrollada. Podría marcarme un Beleth y recomendaros leer la novela de todas formas, porque al final y al cabo veréis otra sociedad y tal... pero es tan poco lo que yo personalmente he podido intuir de ella, que lo veo totalmente innecesario.

En mi opinión, al libro le han faltado muchas páginas, como el doble de lo que hay escrito, sobre todo porque a parte de ese final precipitado, he visto que la autora ha acabado por poner pequeñas escenas así de extranjis, por si colaba, porque realmente no sabía dónde meterlas, para después no volver a mencionarlas. Ejemplo: están paseando por el jardín y de pronto...
Suelto la mano de un latigazo.
-¿Qué es esto?
Señalo a la pantera, que ha descendido desde el árbol al suelo y está agazapada sobre un niño que yace boca abajo.
Abby, ya es suficiente.

4 comentarios:

  1. ¡Holi! <3
    La verdad es que le tenía ganas al principio, pero han ido saliendo malas reseñas y me estoy desmotivando batsante.

    Besos <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Lou!
    La verdad es que nunca me ha terminado de convencer, pero con tu reseña, no pienso acercarme a él... además, no eres la única mala crítica que recibe.
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
  3. Hola^^
    Cuando salió le tenía ganas, pero luego fui leyendo reseñas más bien negativas y la tuya solo confirma que es un libro que no me gustaría. Lo descarto del todo.
    besos!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Lou!

    Lo leí cuando salió y no me gustó mucho, desde luego no para repetir con esta autora.

    Coincido con lo que opinas, y lo de que no se supiera el nombre de el chico me parecía una tontería, ella a veces se comportaba como una puta (así, directamente xD) y el final me dejó la mente muy, muy rallada. Dios, qué lío.

    ¡Un beso! 3

    ResponderEliminar